Honrar nuestra independencia

bandera-dominicana

La conmemoración de este 27 de febrero como la fecha cumbre de nuestra independencia nos lleva a pensar que el pasado del pueblo dominicano está lleno de hombres y mujeres que emprendieron, a una corta edad, hechos heroicos, sin medir consecuencias o peligros.

Entre los forjadores de nuestra independencia hay que contar con el valor y el arrojo de Francisco del Rosario Sánchez, que ofrendó a la patria el mejor tesoro de un ser humano: su vida, en beneficio de la libertad, De manera que las nuevas generaciones deben conocer el precio que se pagó por la libertad que tenemos hoy. Así sabrán defender el presente y trabajar por un futuro promisorio, y que a la vez contribuya a consolidar las estructuras de un Estado donde haya un respeto pleno a los derechos humanos.

Indudablemente que la obra de Juan Pablo Duarte contribuye la mejor herencia que puede exhibir la República Dominicana, En ese orden, podemos afirmar que el país tiene un legado democrático que nació el 27 de febrero de 1844 y se afianza y avanza con los años, pero todavía hay que seguir insistiendo en fortalecer las instituciones y los valores cívicos en los ciudadanos, para pasar a un período donde prime el imperio de la ley y el respeto de la Constitución, madre de todas las leyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *